Los lugares de Cervantes en Alcalá de Henares: el Hospital de Antezana

Hospitalillo-13

Durante la primera mitad del siglo XVI trabajaba en el hospital complutense de Antezana un sangrador, zurujano se decía entonces, cuya familia procedía de Córdoba. A pesar de su sordera, este zurujano, que residía con su familia en una casa contigua al Hospital, se había abierto paso en el oficio de cirujano de cuota, es decir, sin titulación oficial, una profesión con mucha competencia en la época.

El cirujano sordo respondía al nombre de Rodrigo de Cervantes y, junto con su esposa, Leonor de Cortinas, tuvo un hijo en Alcalá de Henares al que llamaron Miguel, que probablemente nació entre la casa de don Rodrigo y el hospital donde este trabajaba.

El Hospital de Antezana, situado pared con pared con la casa del cirujano sordo, se considera el hospital más antiguo de Europa todavía en uso. El edificio que ocupó en su día el hospital fue restaurado en 1956 según el estilo típico del tiempo de los Austrias y regentado hasta 2006 por la orden de las Siervas de María. Hoy en día pertenece a la organización Mensajeros de la Paz. Gracias a la rehabilitación del Ayuntamiento de Alcalá en 2010, el antiguo hospital sigue dando asistencia a más de veinte personas.

Situado en la calle Mayor, junto a la Casa Museo Miguel de Cervantes, el Hospital de Antezana fue fundado como una casa de caridad por don Luis de Antezana, regidor de Guadalajara, con el fin de prestar auxilio a pobres, enfermos, discapacitados y peregrinos.

VOLVER